Noticias

Club H

Superación y persistencia: el puente de Brooklyn

Resumen

El Puente de Brooklyn no solo conecta dos partes de Nueva York, sino que también simboliza la conexión entre la perseverancia y la inteligencia emocional.

En el Club H tuvimos la oportunidad de asistir a una sesión fascinante sobre la construcción del icónico Puente de Brooklyn, guiada por los ponentes Armando Ortuño Padilla e Inmaculada de la Haza. La historia de esta monumental obra de ingeniería no solo destacó por sus aspectos técnicos, sino también por las lecciones de superación y persistencia que nos dejó.

Armando Ortuño Padilla nos sumergió en los desafíos titánicos que enfrentaron los ingenieros y trabajadores a finales del siglo XIX. La visión de John Roebling, quien inició el proyecto, se vio truncada por un trágico accidente, dejándolo fuera de la obra. Sin embargo, su hijo, Washington Roebling, asumió el liderazgo a pesar de las adversidades. Sufriendo los efectos debilitantes de la enfermedad de descompresión, Washington continuó supervisando la construcción desde su cama, comunicándose mediante notas y su esposa Emily, quien se convirtió en una pieza clave para el éxito del proyecto.

Inmaculada de la Haza complementó la narración destacando la inteligencia emocional desplegada a lo largo de la construcción del puente. Emily Roebling no solo actuó como intermediaria entre su esposo y los ingenieros, sino que también se capacitó en ingeniería para comprender y explicar los complejos detalles técnicos, demostrando una adaptabilidad y resiliencia ejemplares. Su capacidad para gestionar el estrés y mantener la moral alta en tiempos de crisis es una lección invaluable.

Ambos ponentes subrayaron cómo esta obra maestra de la ingeniería es también un monumento a la fortaleza humana. El Puente de Brooklyn no solo conecta dos partes de Nueva York, sino que también simboliza la conexión entre la perseverancia y la inteligencia emocional. Las enseñanzas de Armando e Inmaculada son relevantes hoy en día, recordándonos que frente a cualquier desafío, la combinación de conocimientos técnicos y habilidades emocionales puede llevarnos a alcanzar grandes logros.

Artículos relacionados

Cuando el humanismo es una fiesta

Generará relaciones fructíferas, debates y diálogos valiosos, reflexiones gratificantes, aprendizajes esclarecedores… En su afán abarcador de intereses humanistas, ayudará al desarrollo personal de los miembros.

Leer »

Una lanza por la historia

Cualquier comunidad humana, sea Europa, España o Andalucía difícilmente sobrevive si sus raíces (históricas) no se hallan bien asentadas en la profundidad de su pasado

Leer »

SIN TIEMPO QUE PERDER 

Es una excelente novedad para ampliar la conversación a esas disciplinas y modos de mirar la realidad que en apariencia no sirven para nada, pero,

Leer »

Dignificando al ser humano

Necesitamos un giro copernicano que nos lleve hacia el conocimiento de los seres humanos y a elevar su condición humana hacia la dignidad humana. Sabemos

Leer »

Vidas Paralelas

No somos, ni nunca fuimos, sólo profesionales por lo que estos nuevos ámbitos de conversación y relación nos ha permitido conocernos de forma más integral,

Leer »

Presentamos el nuevo Club H

Nuestra visión para este club es continuar explorando y profundizando en nuestros debates, manteniendo viva la pasión por las humanidades que compartimos e ir sumando

Leer »

Yo pisaré las calles nuevamente

Explora la compleja historia de la “experiencia chilena” a través de la vida y legado del presidente Salvador Allende examinando las narrativas políticas y económicas

Leer »