Noticias

Club de Jóvenes Fide

Testimonio Iris Aniorte

Extracto

Resulta muy complicado poder aprobar trabajando y menos una oposición que requiere de tanto esfuerzo. Esta circunstancia es interesante que la tenga en cuenta cualquier opositor que vaya a comenzar. Porque no tienes vida y eso puede dañarte seriamente. 

Buenos días, mi nombre es Iris Aniorte García, tengo 30 años y llevo 4 años preparando la oposición de LAJ. Elegí optar por el camino de la oposición porque me gusta el trabajo que hay en los juzgados y tribunales y especialmente el de letrada por las competencias que tiene. Me gusta el trato cercano y sobre todo poder trabajar en algún juzgado de lo penal, de lo social o de familia. 

Debido a mi situación personal, trabajo desde los 16 años, por lo que he tenido que compatibilizar mis estudios con el trabajo. 

Por este motivo, me resulta muy complicado poder aprobar trabajando y menos una oposición que requiere de tanto esfuerzo. Esta circunstancia es interesante que la tenga en cuenta cualquier opositor que vaya a comenzar. Porque no tienes vida y eso puede dañarte seriamente. 

En cuanto al contenido del programa, me resulta fácil, pero extenso, muy extenso. No pueden actualizar y reestructurar el programa a menos de 9 meses del examen. Para gente que no tiene tiempo resulta frustrante. Sobre el método de examinar es de lo peor que he visto, pero de esto no tiene la culpa esta oposición, sino todo el cuerpo de oposiciones. No es lógico que te exijan que te aprendas de memoria datos que puedes consultar desde cualquier dispositivo inteligente en menos de 1 minuto. Se están dejando atrás muchos campos a valorar que no lo tienen en cuenta a la hora de ser bueno o buena para el empeño. No puedo hablar mucho más porque nunca he llegado al examen oral, pero el día que llegue saldré más decepcionada de lo que estoy ahora. Es muy triste saber que la forma de oposición no va a variar, aunque nos quejemos. 

No si seguiré opositando, en esta u otra oposición, pero de lo que sí estoy segura es que no volveré a renunciar a horas de sueño, a viajes con la familia o a pasar los últimos momentos con tu abuelo o abuela. El tiempo es lo único en la vida que no podemos recuperar. Mucha suerte a todos los opositores. 

Iris Aniorte

Opositora a Letrada de la Administración de Justicia

Artículos relacionados